La senadora se emoció cuando recibió una fotografía de la casa donde nació en La Plata.
Fue durante un acto en Tolosa.

La senadora y candidata presidencial del oficialismo, Cristina Fernández de Kirchner, se emocionó este mediodía hasta las lágrimas cuando recibió una fotografía de la casa donde nació en el partido bonaerense de La Plata.

Fue durante un acto de entrega de 123 viviendas en la localidad platense de Tolosa que encabezó el presidente Néstor Kirchner y en el que la madre de la primera dama, Ofelia de Fernández, se ubicó en una tribuna frente al palco para seguir las alternativas del evento.

La senadora no pudo contener las lágrimas al escuchar las palabras de elogio sobre su persona de parte del intendente local, Julio Alak, y luego al recibir de regalo una fotografía enmarcada de la casa donde nació justamente en la localidad de Tolosa.

Fue un gesto que sorprendió a muchos de los presentes porque Fernández de Kirchner siempre ha mostrado una imagen más rígida y adusta.

"Un día de mucha emoción, demasiada emoción hoy en La Plata", confió luego ante una periodista radial, en la única frase que atinó a pronunciar frente al micrófono periodístico. También el Presidente se confesó emocionado "profundamente" por su nueva visita a La Plata, donde estudió durante sus años de juventud.

Kirchner justamente recibió de regalo una foto enmarcada del frente de la pensión que habitó en sus años de estudiantes, ubicada en la calle 45 número 312.

"Trabajábamos en el '72 para el regreso del general Perón, sin que nadie se entere. Eran épocas difíciles. De 15 a 20 que vivíamos allí, sólo 2 ó 3 quedamos vivos, el resto fue vilmente asesinado por la dictadura militar", rememoró.

FUENTE: MINUTOUNO.COM


|

3 comentarios:

.Rabas dijo...

Mascarada cambiá la configuración de tu otro blog, ¡¡¡NO SE VE NADA!!!

José de Belgrano. dijo...

Mirenle la cara a la bastarda ladrona y autoritaria. Si quedamos en sus manos, fritos estaremos.
Un beso Mascarada, muy bien apuntado el tema del blog.

La Mascarada dijo...

Gracias José.