Alberto Fernández y Alfredo De Angelis. Juntos en el programa de Marcelo Longobardi por C5N. Al comienzo la cordura reinó en los diálogos, pero con el transcurrir de los minutos y la acumulación de frases y palabras el clima comenzó a enrarecerse. Las voces comenzaron a subir de tono, los gestos se volvieron adustos y el malhumor se hizo manifiesto. Una muestra, ni más ni menos, del largo conflicto de intereses y poder que vienen llevando adelante el Gobierno y el campo y que tiene de rehenes a millones de argentinos que ya se están empezando a hartarse de las veleidades de ambos bandos. [Seguir leyendo, Primiciasya.com]


|

No hay comentarios.: